Noticias
04-11-2016
Fotos:
Google Images
Valora esta noticia

La Universidad de Yale está desarrollando un estudio en el cual se investiga la utilización de la sangre como motor para alargar la vida de las baterías de litio-oxígeno aumentando, además, su rendimiento.

Comentarios