Noticias
VOLVER
16-04-2013
Andrés G. Dorado
Valora esta noticia

Podría ser el slogan de un anuncio de la DGT, pero no. Se trata de una frase que dice Ryan Gosling en su última película Place Beyond the Pines, en la que interpreta a Luke Glanton un hábil motorista tatuado que se ve obligado a delinquir para sacar a su hijo adelante.