Competición
06-05-2019
Valora esta competición

El GP de España debía servir para que Jorge Lorenzo pudiera por fin demostrar su nivel con la Honda, pero fue otro mal fin de semana para el mallorquín. Su undécimo puesto en parrilla y duodécimo final en carrera, a 18 segundos de Márquez, no son lo que él quiere y confiesa que está teniendo más problemas de los esperados.

Comentarios