Noticias
13-03-2018
Fotos:
Hazan Motorworks
Valora esta noticia

Cuando KTM lanzó tras la primera 990 Super Duke la KTM 950 Supermoto, muchos la definieron como una de las motos más divertidas de pilotar jamás fabricadas. Aunque no era una supermotard pura, en carreteras reviradas era casi imbatible y además servía para viajar con relativa comodidad. Pero Hazan Motorworks ha decidido radicalizar a la bestia.

Comentarios