Motoguía
09-09-2013
Fotos:
Archivo SMN
Valora esta guía

¿Se te ha roto el cable del acelerador? ¿Te ha “engañado” el grifo de gasolina o el testigo de reserva? Siempre está la solución de llamar a la grua y pedir un taxi, pero a veces hay otras soluciones ingeniosas que te ayudarán a solucionar el problema

Comentarios
Oteb Magnanimo
Mar, 24/06/2014 - 18:13
jajajaja me has hecho reír, XD excelente anécdota, saludos desde México.
un amigo
Lun, 09/09/2013 - 20:51
Todavía recuerdo cuando un amigo me pidió que llevara su yamaha exup 1000 al taller, para ponerle el cable del embrague, que se había roto.
Salí con un empujoncito y coloqué segunda, iba despacio en tercera y procurando pasar los semáforos en verde y no tener que parar para nada, hasta que llegué a un semáforo en rojo que no pude pasar. Al momento se detiene a mi lado un coche de la guardia civil, el semáforo se pone verde, yo esperando que salieran ellos y ellos esperando que saliera yo. Total, que acelero un poquito más de la cuenta para que no se calara, me empujo con el pié derecho y meto segunda, la moto patinó la rueda trasera y finalmente hizo un caballito, me puse de todos los colores, el coche de la guardia civil se puso detrás, luego a mi lado, se me quedaron mirando un rato y les suena la radio, atienden la llamada, ponen las luces y sirenas y aceleraron a toda pastilla olvidándose de mí. ¡De la que me libré!
Saludos.