20-04-2019
Fotos:
Javier Ortega
Valora esta prueba

El escalón de acceso de Triumph a su familia naked deportiva tiene muchos argumentos para conquistarte, una moto que adopta lo mejor de sus hermanas de gama con un motor específico para usuarios con carnet A2. La genética Street está presente en cada uno de sus tornillos: pilotaje depor-divertido por doquier.

Lo mejor
Agilidad
Sonido
Tacto
Parte ciclo
Mejoraríamos
Potencia de frenada
Asiento pasajero pequeño

Valoración final

¡Qué agilidad! ¡Qué estabilidad! ¡Qué paso por curva! ¡Brutal! Todo lo hace suave, pero con carácter: ME ENCANTA. Además, su motor digamos que te deja equivocarte de marcha, sale sin problema a bajas vueltas, pudiendo acelerar en sexta desde 3.000 rpm sin que proteste, lo hace todo con finura pero al mismo tiempo con contundencia. El único aspecto que podría mejorarse más es la frenada, pues no tiene el mordiente potente que esperaba, aunque claro, para eso ya está la Street Triple RS con motor 765 del Mundial de Moto2 y pinzas Brembo M50, pero eso ya son palabras mayores. Por 7.995 € no se puede pedir más.

Comentarios
federico petruc
Lun, 29/04/2019 - 18:54
Para un viejito de 66 como yo es fenomenal, muy liviana y suficientes CV, hasta para viajecitos por Europa….!!!