17-02-2017
Fotos:
Triumph
Valora esta prueba

La tercera generación de la street fighter inglesa se desdobla en tres versiones impulsadas por un nuevo motor tricilíndrico de 765 cc, siendo la RS la máxima evolución de este concepto. Con ella, la hegemonía en el segmento naked deportivo de cilindrada media se mantiene: apuesta por el 3 y vive una experiencia mística.

Lo mejor
Agilidad
Motor
Electrónica
Facilidad de conducción
Mejoraríamos
Quickshifter para bajar marchas
Poco radio de giro

Valoración final

Diez años después del lanzamiento de la primera Street Triple, Triumph da una vuelta de tuerca al concepto para hacer de algo que ya era bueno un producto excelente. La Street fue un modelo muy bien parido, una moto que ha marcado época por su rendimiento y que ahora alcanza una nueva dimensión. Sin lugar a dudas la Street Triple RS es el mejor modelo del catálogo del fabricante inglés, mi primera opción aun comparándola con su hermana mayor Speed Triple R 17 CV más potente, y la mejor naked del mercado por debajo de 1.000 cc. Sus 12.300 € pueden parecer algo elevados, pero si la pruebas, lo entiendes todo. Adictiva, explosiva, intuitiva, hilarante... la Street Triple RS lo tiene todo para comerse el mundo.
Como es habitual en Triumph, la familia Street Triple dispone de un catálogo de accesorios específico compuesto por más de 60 piezas y extras para personalizarlas al gusto: piezas mecanizadas/anodizadas, silenciador Arrow, intermitentes LED, puños calefactables, etc.

Ficha técnica

Material utilizado en la prueba

Comentarios