Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
Ir a pruebasVolver a Custom & Cafe
Custom & Cafe logo

Prueba Triumph Bonneville Bobber 2017: hot rod a la europea

La firma británica amplía su gama neoclásica con una montura atractiva, personal, cuidada y diferente a lo que se estila entre las motos retro. Base Bonneville T120, acabados premium, tecnología, rendimiento e historia se unen en una bicilíndrica que hará las delicias de los más puristas.

  • 18/12/16
  • Javier Pérez Rubio
  • Triumph
ampliar foto

Tras la première de Londres y su presentación estática mundial en el EICMA 2016 ha llegado la hora de probar el plato fuerte de Triumph para 2017: la Bonneville Bobber. Con ella se alcanzan los 10 modelos disponibles en el catálogo neoclásico de la marca británica para 2017, todo un referente en estas lides. El año pasado echaron el resto al apostar por este segmento que, además de contar con incondicionales por todo el planeta también marca la filosofía de una firma legendaria-centenaria como Triumph. Ya en el EICMA 2014 anticiparon las líneas básicas de la Bobber con el prototipo de fábrica Triumph TFC-1 y ahora, tras cuatro años de desarrollo, el resultado no podía ser mejor.

Como ya nos tiene acostumbrados Triumph con su última generación de modelos retro, bajo esa apariencia a moto antigua se esconde mucha tecnología y prácticas soluciones que la convierten en una moto que merece la pena analizar en parado durante varios minutos antes de salir a circular con ella: acelerador electrónico, ABS (no desconectable), control de tracción (desconectable), doble modo de conducción (Rain y Road), embrague antirrebote asistido, luz trasera LED, pinzas de freno Nissin, monodisco delantero, depósito de gasolina de 9,1 l., monoamortiguador cantilever ubicado bajo un asiento flotante (monoplaza y regulable en distancia), escapes recortados, llantas de radios, suspensiones Kayaba (horquilla con fuelles), falsos carburadores Amal para ocultar los inyectores, retrovisores en las puntas del manillar (plano tipo drag bar), caja de batería baja tras el motor, llave de contacto en el lateral derecho, velocímetro analógico (regulable en inclinación) con display multi-información, etc.

El motor sigue siendo el mismo bicilíndrico en paralelo de 1.200 cc, 8 válvulas, Euro 4 y refrigeración líquida con cigüeñal a 270º que este año han estrenado las Bonneville T120, pero la Bobber anuncia más carácter y cifras más jugosas: 106 Nm a 4.000 rpm (105 Nm a 3.100 en la T120) y 77 CV a 6.100 rpm (80 CV a 6.550 rpm). La caja de admisión ha sido rediseñada y ahora emplea dos filtros de admisión debido a la ubicación del monoamortiguador trasero y el sonido que emana de los escapes es mucho más contundente que en cualquiera de sus hermanas Twin.

>

BobSport

Concepto custom, más de metro y medio entre ejes, 228 kg en seco, 7.7 cm de recorrido para el amortiguador, horquilla telescópica no regulable, llanta delantera de radios de 19 pulgadas, chasis de acero y estriberas bajas… La Triumph Bonneville Bobber es una moto muy bonita pero, a primera hora de la mañana, antes de salir a carretera con ella, albergaba serias dudas sobre su comportamiento dinámico debido a sus peculiares características. Al final del día la aparqué con una sonrisa porque los ingenieros de Triumph me demostraron que han obrado el milagro: la Bobber va de cine. ¡Si no la pruebas, no te lo crees!

El motor funciona realmente bien, un Bonneville T120 retocado para ganar más fuerza (mi favorito después del de la Thruxton) además de mejor sonido, pero la clave de esta moto reside es la parte ciclo. En este sorprendente resultado han intervenido muchos factores, empezando por el excelente trabajo de desarrollo de chasis a cargo de los hermanos López Córdoba. Conseguir que una Bobber sea efectiva en curva, tanto como para ir rápido y seguro al tiempo que obedezca tus órdenes era todo un desafío: pura magia. Los neumáticos tienen mucho que ver en esta ecuación, unos Avon Cobra AV72/71 radiales especialmente diseñados para esta moto, cuando lo habitual es emplear conservadores diseños diagonales que están a años luz por peso y rendimiento. Tampoco se emplean los típicos “gomones donut” de perfil alto típicos del gusto americano que, si bien son muy vistosos en parado, lastran al conjunto una vez afrontamos una sección enlazada de curvas. Estudiadas geometrías, un centro de gravedad muy bajo y un reparto de pesos equilibrado completan los secretos necesarios para conseguir que la Bobber sea más ágil en carretera que la mayoría de custom deportivas del mercado.

ampliar foto

Ojo, no es una naked pero de clásica tampoco tiene nada. Simplemente debes anticipar un poco las maniobras y olvidarte de lo demás. Mantiene la trazada firmemente, no hace extraños y tampoco te tira hacia el exterior de la curva como sí ocurre en otros modelos del segmento custom. Rozar con los avisadores de las estriberas es inevitable si vas en “modo cafre”, pero realizando la conducción sweet (que no quiere decir lenta) que requiere esta Bonneville Bobber te obsequiará con lo mejor de sí. En mi caso, siempre circulé con el asiento adelantado al máximo, por comodidad y para cargar más peso en el tren delantero.

Respecto al propulsor, toda una sorpresa: no te obsesiones con las cifras brutas y quédate con las netas. Aunque sean similares a las de la “Bonnie T120”, a 4.500 rpm ya tienes un 10% más de rendimiento, algo que se nota mucho. Este bicilíndrico no te pide que lo subas de régimen, encontrándose muy a gusto en torno a las 5.000 rpm: no necesitas más. Si pretendes sacarle las tripas apurando 2.000 vueltas más arriba pierdes el tiempo: ya no hay chicha. Tacto de acelerador dulce, dos modos de conducción con entregas de potencia más o menos directas (realmente en Road puedes circular sobre cualquier superficie, aunque siempre tienes Rain para ir sobre seguro), un ABS poco intrusivo y un control de tracción que apenas se nota redondean un pack formidable.

Al margen de por una cuestión meramente estética, la utilización de un único disco de freno delantero con pinza de doble pistón se me antoja algo justa (con una pinza de cuatro pistones o una bomba radial sería suficiente). También es cierto que más potencia de frenada puede comprometer la rigidez del tren delantero en particular y la estabilidad de la moto en general, pero acostumbrado al doble disco generalizado… No es un problema grave en absoluto, simplemente es cuestión de ayudarte con el freno trasero (la pinza está disimulada en el lateral izquierdo) que clava la moto si te lo propones. Un depósito de gasolina de mayor capacidad también sería de agradecer (9,1 l. por 14,5 l. en la T120) pero, el concepto bobber así lo exige.

ampliar foto

Valoración final

La Triumph Bonneville Bobber es una moto minimalista, auténtica, personal e inmortal que marca diferencias con todo lo existente y reinterpreta magistralmente ese universo estilístico tan particular de la cultura custom de la década de los cuarenta. Un capricho de moto que, en mi caso, se sitúa como segunda favorita tras las dos Thruxton, por delante del cuarteto Bonneville y el trío Street.

Las bobber matriculables son prácticamente inexistentes y, aunque esta Triumph marca su propia línea, hay otras opciones tangenciales con las que podría compararse: Moto Guzzi V9 Bobber, Harley-Davidson Forty-Eight, Yamaha XV950R Bolt o Indian Scout Sixty. El precio de la Triumph Bonneville Bobber resulta muy ajustado teniendo en cuenta todo lo que ofrece, y varía en 300 € según el color: 12.900 € (negro), 13.029 € (gris mate, rojo) y 13.200 € (la verde-plata de nuestra prueba).

Como buena moto custom, Triumph ha desplegado una oferta con más de 150 accesorios y multitud de piezas específicas para personalizarla a gusto de cada cliente, como un manillar "cuelgamonos" o "semis" tipo cafe racer, tres asientos de cuero diferentes, alforjas laterales, retrovisores, amortiguador multirregulable FOX, portamatrícula en el lateral izquierdo del basculante (no homologado en Europa), escapes de aluminio Vance & Hines, piezas mecanizadas, guardabarros cortos, puños calefactables o luz de día DRL LED. Para los amantes de la moda, también se ha creado una línea de ropa casual específica acorde a la estética de esta hot rod.

LO MEJOR
Motor
Agilidad
Imagen
Acabados
MEJORARÍAMOS
Radio de giro
Frenada delantera

Competencia

Galería de fotos

  • La Triumph Bonneville Bobber es un guiño a las motos de los '40
  • La Triumph Bonneville Bobber emplea la plataforma de la Triumph Bonneville T120
  • La trasera de la Triumph Bonneville Bobber es el rasgo distintivo de la moto
  • Triumph Bonneville Bobber estándar y con accesorios
  • Instrumentación minimalista para la Triumph Bonneville Bobber
  • Monoamortiguador tipo
  • La Triumph Bonneville Bobber emplea asiento monoplaza
  • Desde la piña izquierda controlas las ayudas electrónicas y el ordenador de a bordo
  • Intermitentes tipo bala en la Triumph Bonneville Bobber
  • Escapes más cortos y ligeros que la Triumph Bonneville T120
  • Manillar plano y retrovisores en las puntas para la Triumph Bonneville Bobber
  • La Triumph Bonneville Bobber arranca en 12.900 €
  • La Triumph Bonneville Bobber es tan distinguida como divertida
  • El centro de gravedad de la Triumph Bonneville Bobber es muy bajo
  • Circular por carretera con la Triumph Bonneville Bobber es un gustazo
  • El basculante con amortiguador Cantilever de la Triumph Bonneville Bobber es único en su segmento
  • El motor bicilíndrico de la Triumph Bonneville Bobber deriva de la Bonnie T120
  • Las llantas de radios son obligatorias en una moto de corte
  • La Triumph Bonneville Bobber pesa 228 kg en seco
  • El sonido de la Triumph Bonneville Bobber está muy logrado
  • La Triumph Bonneville Bobber es una moto muy estable
  • La caja de la batería de la Triumph Bonneville Bobber va alojada tras el motor
  • El radiador de la Triumph Bonneville Bobber está muy disimulado
  • El amortiguador trasero de la Triumph Bonneville Bobber está oculto bajo el asiento
  • Los retrovisores en las puntas del manillar dan un toque original a la Triumph Bonneville Bobber
  • El asiento de la Triumph Bonneville Bobber es regulable en distancia
  • La presentación dinámica internacional de la Triumph Bonneville Bobber tuvo lugar en Madrid
  • La agilidad de la Triumph Bonneville Bobber sorprende para ser una custom
  • El asiento monoplaza flotante de la Triumph Bonneville Bobber es único en el mercado
  • Manillar plano y horquilla con fuelles son algunas características de la Triumph Bonneville Bobber
  • Rozar con los avisadores de las estriberas de la Triumph Bonneville Bobber es fácil
  • La pintura bicolor del depósito es exclusiva de la Triumph Bonneville Bobber más cara: 13.200 €
  • Los silenciadores
  • La Triumph Bonneville Bobber emplea un único disco de freno delantero
  • La Triumph Bonneville Bobber es un homenaje a las custom de la década de los '40
  • La Triumph Bonneville Bobber rojo burdeos cuesta 13.029 €
  • Triumph Bonneville Bobber, minimalismo en estado puro
  • La llave de contacto de la Triumph Bonneville Bobber está alojada en el lateral derecho
  • El motor de la Triumph Bonneville Bobber es un bicilíndrico de 1.200 cc y 77 CV
  • La Triumph Bonneville Bobber aderezada con algunos accesorios en plan

Equipamiento del probador

Pantalones vaqueros Trilobite 661 Parado 661 Parado hombre
Marca: Tribolite Tipo: Pantalones De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 139 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Guantes Rev'it Dominator GTX Guantes Rev'´it Dominator GTX.
Marca: Rev It Tipo: Guantes De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 219,99 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Botas Alpinestars Oscar Rayburn Calzado Alpinestar Oscar Rayburn
Marca: Botas De Moto Casual 3184 Tipo: Alpinestars
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 228,28 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Casco LS2 Psicodelic Casco Ls2 Jet
Marca: Ls2 Tipo: Cascos De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 144 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Chaqueta Dainese G R-TWIN PELLE Cazadora Dainese G. R-Twin Pelle marrón
Marca: Dainese Tipo: Chaquetas De Cuero
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 499 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
¡Sé el primero en comentar!

····························· publicidad ·····························
TV
FOTO

MÁS custom-cafe

Este fin de semana, octava edición del ClassicAuto Madrid 2017

Octava edición del ClassicAuto Madrid 2017

Este fin de semana tendrá lugar la octava edición del ClassicAuto Madrid y lo hará además con un acto de (...)

Keanu Reeves, Arch Motorcycle y su pasión por las dos ruedas

Keanu Reeves no desaprovecha la ocasión para rodar en circuito siempre que puede

El conocido actor canadiense, que saltó a la fama como Neo en la saga Matrix, es un gran apasionado de (...)

Equipa tu Moto Guzzi V7 o V7 II

Equipa tu Moto Guzzi V7 o V7 II con las promociones del Grupo Piaggio

El grupo Piaggio esta de rebajas, así que si estabas pensando en personalizar una V7 o la V7 II este (...)

Indian Roadmaster Classic 2017: touring vintage

Nueva Indian Roadmaster Classic 2017

Indian Motorcycles acaba de lanzar su Indian Roadmaster Classic 2017. Se trata de la última creación de la marca americana (...)

Racer Explosion 2017: vuelve el evento cafe-racer en el Jarama

Vuelve Racer Explosion 2017

Tras el éxito cosechado el año pasado, vuelve este año el Racer Explosion y lo hace además en el mismo (...)

Más custom-cafe »

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net HAZ TU CONSULTA
X