Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Prueba Triumph Tiger Sport 2016: correcaminos

Triumph da una vuelta de tuerca a la tercera generación de su Tiger deportiva con un segundo restyling en el que prima su adaptación a la normativa Euro 4, la herencia electrónica de la Speed Triple y mejoras aerodinámicas. Su excelente relación calidad-precio sigue siendo una de sus grandes bazas.

  • 30/10/16
  • Javier Pérez Rubio
  • Javier Ortega
ampliar foto

La imagen de nuestra protagonista ya nos resulta familiar, algo lógico pues su diseño ha variado poco desde su lanzamiento en 2007. Aunque el apellido Sport no llegó hasta finales de 2012, la maxi trail asfáltica más deportiva de Hinckley ha evolucionado mucho durante estos 9 años de andadura, posicionándose como una de las mejores opciones del mercado para los que buscan una buena moto para todo sin echar nada en falta. La Tiger de “nueva hornada” debutó en 1993 con la Tiger 900, con un lejano antecedente en las TR7/65T de 1981 (sólo se construyeron 180 ejemplares).

Bien es cierto que el posicionamiento de esta Triumph en el competido segmento en el que se encuentra es algo complejo, pues con 126 CV y 13.900 € se encuentra en tierra de nadie por encima de motos como la Yamaha Tracer 900, Kawasaki Versys 1000 y KTM 1090 Adventure, y por debajo de otras como la Ducati Multistrada 1200, BMW S1000XR o Aprilia Caponord 1200. La Suzuki V-Strom 1000 también podría incluirse en el primer grupo, pero siendo estrictos, la llanta delantera de 19 pulgadas la separa del resto de competidoras de 17”. Por otro lado, junto con las catorce versiones Tiger Explorer 1200 (estándar y XC) y las ocho de la Tiger 800 el catálogo de la firma inglesa está mejor nutrido que nunca.

Los cambios respecto a la Triumph Tiger Sport 2013-2015 son numerosos y pasan por la conversión a Euro 4 del inmortal motor tricilíndrico de 1.050 cc 12 válvulas (ahora con 126 CV a 9.475 rpm), acelerador electrónico, triple modo de conducción (Rain, Road, Sport), ABS (no desconectable), control de tracción TTC, control de velocidad, embrague antirrebote asistido, intermitentes autocancelables, tomas de corriente USB/12V, difusores frontales, cubremanetas, parabrisas regulable en altura (manualmente, 5.5 cm) y neumáticos Pirelli Angel ST. Junto a sus llantas de aluminio fundido, basculante monobrazo, pinzas radiales Nissin, suspensiones Showa multirregulables y bastidor Speed Triple nos encontramos ante un conjunto atractivo, competitivo y de excelente rendimiento.

¿Tigresa o leona?

Nada más sentarte en la Triumph Tiger Sport y agarrar el manillar negro firmado por la prestigiosa firma francesa Neken te sientes integrado con ella. El asiento no es tan alto como en otras maxi trail, las estriberas están bajas y, desde este año, puedes variar la altura del parabrisas ahumado a tu gusto cómodamente con una mano.

Ya en marcha el tricilíndrico de 1.050 cc mantiene su peculiar ronroneo, aunque ha recibido numerosas modificaciones para dulcificar su respuesta sin perder patada y optimizar el consumo (Triumph declara un 8% menos). Así, culata, inyectores, centralita, alternador, airbox, escape completo y embrague son algunas de las piezas renovadas. Este último consigue minimizar el esfuerzo de presión sobre la maneta, facilitando su uso intensivo entre el tráfico de la ciudad.

El contraste entre el modo Rain (100 CV) y el Sport (126 CV) es notorio, siendo este último más directo y agresivo que el Road estándar. Cada uno de ellos va asociado a una respuesta menos o más progresiva de un control de tracción (2 settings) que nunca me resultó intrusivo ni molesto. Aunque es desconectable, por seguridad siempre se activa por defecto cada vez que arrancamos la moto. Para cambiar de modo en marcha hay que presionar el botón “M” junto al display de la instrumentación, un movimiento que restaría distracciones de poder hacerse desde la piña izquierda, como sí sucede en la Speed Triple o en la Thruxton. Desde esta piña (botón “i”) se navega por el menú del display, que incluye velocímetro, modo de conducción seleccionado, TTC, doble parcial, nivel de gasolina, temperatura del refrigerante, autonomía estimada, consumo medio/instantáneo, velocidad media, distancia/tiempo del día y reloj.

ampliar fotoLa Triumph Tiger Sport lucha en el segmento de las maxi trail asfálticas deportivas con llanta delantera de 17 pulgadas. ©foto: Javier Ortega

Circulando por tu carretera de montaña favorita notas cómo el motor empuja más, demostrando su superioridad respecto al anterior Euro 3 entre las 5.000 y 9.000 revoluciones (el par máximo declarado es de 106 Nm a 7.000 rpm), el rango de uso ideal de esta moto en “modo diversión”. El tacto del gas también ha ganado enteros, siendo ahora mucho más inmediato que antes. En este sentido, la Tiger Sport se asemeja a las V-twin deportivas ya que en la zona media del cuentarrevoluciones está todo el “turrón” del motor. Si por el contrario, lo tuyo son los viajes de relax por autopista y autovía, no problem: modo Road, parabrisas alto y control de velocidad (piña derecha) activado.

Por otro lado, la agilidad de la Tiger Sport es muy buena, además de hacer gala de una estabilidad intachable por mucho que la “retuerzas”. Con 218 kg declarados en seco se apoya en un chasis de doble tubo en aluminio heredado de la Speed junto a unas excelentes suspensiones Showa con 2 y 2.5 cm más de recorrido respectivamente respecto a la street fighter de la casa. Los cambios de dirección son fáciles, es intuitiva y te deja hacer. Por si esto fuera poco, la frenada merece un 10, protagonizada por unas excelentes pinzas radiales delanteras Nissin de fantástico tacto y mordiente junto a unos discos flotantes y latiguillos metálicos que deberían incorporar de origen todas las motos del mercado.

ampliar fotoEl nuevo escape de la Tiger Sport consigue mejor sonido y menor consumo que su predecesora. ©foto: Javier Ortega

Valoración final

La Triumph Tiger Sport es una moto que sorprende, poco vista por nuestras carreteras pero divertida y competitiva a partes iguales. Es la gran "tapada" del catálogo británico, un modelo que merece la pena descubrir. Su equilibrio general y facilidad de conducción muestran lo mejor de una moto trail. Con ella podrás sentirte casi como si fueses en una Triumph Speed Triple, pero más cómodo.

El precio sube 1.500 € respecto a la Sport 2015, pero es lógico y está acorde con todo lo que ofrece: deportividad, confort, polivalencia, equipamiento y tecnología. Gracias a su generoso depósito de 20 l. y al reajuste de la inyección, con ella podrás cubrir 350 km sin repostar jugando con sus tres modos de conducción. También trata bien al acompañante, con unos asideros amplios y un asiento decente. Como buena Triumph, su catálogo de accesorios específico es muy completo, ideal para personalizarla a tu gusto (silenciador Arrow, maletas, asiento confort, caballete central, bolsa sobredepósito, manetas CNC, etc).

LO MEJOR
Suavidad de motor
Electrónica
Equilibrio general
MEJORARÍAMOS
Pata de cabra demasiado inclinada
Accionamiento del cambio duro
No poder seleccionar modo de conducción desde la piña

Competencia

Galería de fotos

  • Triumph Tiger Sport
  • Triumph Tiger Sport
  • Triumph Tiger Sport
  • Triumph Tiger Sport
  • Triumph Tiger Sport
  • Triumph Tiger Sport
  • Triumph Tiger Sport
  • Triumph Tiger Sport
  • Triumph Tiger Sport
  • La Triumph Tiger Sport cuesta 13.900 €
  • La posición de conducción de la Triumph Tiger Sport 2016 es natural y cómoda
  • La Triumph Tiger Sport 2016 es una buena opción para viajar a dúo
  • Los cubremanetas son de serie en la Triumph Tiger Sport 2016
  • Las suspensiones de la Triumph Tiger Sport 2016 tienen mayor recorrido que las de la Speed Triple
  • La Triumph Tiger Sport 2016 es la segunda generación con este apellido
  • La pata de cabra de la Triumph Tiger Sport 2016 inclina demasiado la moto al estacionarla
  • El parabrisas de la Triumph Tiger Sport 2016 es regulable en altura manualmente
  • El escape de la Triumph Tiger Sport 2016 es uno de los elementos más cuidados para superar la Euro 4
  • El basculante monobrazo de la Triumph Tiger Sport 2016 es herencia Speed Triple
  • Aerodifusores frontales en la Triumph Tiger Sport 2016
  • Asiento de la Triumph Tiger Sport 2016
  • Instrumentación de la Triumph Tiger Sport
  • El manejo del control de velocidad de la Triumph Tiger Sport se realiza desde la piña derecha
  • Detalle de la inscripción en la estribera de la Triumph Tiger Sport 2016
  • El motor tricilíndrico de la Triumph Tiger Sport 2016 entrega 126 CV
  • Pinzas de freno radiales Nissin y neumáticos Pirelli Angel ST para la Triumph Tiger Sport

Equipamiento del probador

Pantalones Rev'it Defender Pro GTX Pantalón Rev´it Defender Pro GTX.
Marca: Rev It Tipo: Pantalones De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 499,99 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Guantes Alpinestars GP-AIR Guantes GP-AIR.
Marca: Alpinestars Tipo: Guantes De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 107, 95 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Cazadoras Tucano Urbano Salvaggio y Salvaggia Chaqueta Selvaggio de Tucano Urbano.
Marca: Tucano Urbano Tipo: Chaquetas De Moto
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 169 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Botas Alpinestars S-MX 6 Gore-Tex Botas Alpinestars s-mx 6 gore-tex negras y rojas
Marca: Alpinestars Tipo: Botas Touring
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 197 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
Suomy Apex Sketch
Marca: Suomy Tipo: Cascos Integrales
Ficha completa
Espacio ofrecido por: 364 € PVPR Visita nuestra tienda Portes gratis siempre
¡Sé el primero en comentar!

* Campos obligatorios. Privacidad de datos en los comentarios y responsabilidad de la autoría.

····························· publicidad ·····························

Pruebas de Triumph

Prueba Triumph Street Cup 2017: ciudaracer

La Triumph Street Cup cuesta 10.500 €

La hermana pequeña de la Thruxton bebe de las fuentes más auténticas del clasicismo cafe racer, se empapa de toda (...)

Prueba Triumph Street Triple RS 2017: la más gamberra

La Street Triple RS cuesta 12.300 €

Pícara, bribona, insolente, provocadora... Cualquiera de estos adjetivos políticamente incorrectos son válidos para resumir el carácter de la Street RS, (...)

Prueba Triumph Street Triple RS 2017: santísima trinidad

El buque insignia de la gama Street Triple cuesta 12.300 €

La tercera generación de la street fighter inglesa se desdobla en tres versiones impulsadas por un nuevo motor tricilíndrico de (...)

Más pruebas de Triumph »

Sucríbete a nuestro boletín

····························· publicidad ·····························

Nuevos modelos de motos Triumph

Triumph Tiger 1200 XR 2018

Triumph Tiger 1200 XC/XR 2018

Versión básica de las seis disponibles de la maxitrail británica, ahora con una cura de adelgazamiento importante y un equipamiento/dotación (...)

Triumph Tiger 800 XR 2018

Triumph Tiger 800 XC/XR 2018

Versión básica de las seis disponibles de la trail de cilindrada media británica, ahora con leves mejoras y un equipamiento/dotación (...)

Triumph Bonneville Bobber Black 2018

La nueva Triumph Bonneville Bobber Black supone el modelo número 13 de la gama neoclásica de la marca británica. Motor (...)

Triumph Bonneville Speedmaster 2018

Uno de los iconos de la firma británica, la Triumph Bonneville Speedmaster se renueva de cara 2018. La cuarta generación (...)

Triumph Street Triple S 2017

Triumph Street Triple S 2017 roja frontal derecha

Es la versión más accesible de la familia Street Triple, compuesta por tres opciones diferentes. Mejor equipada, sustituye a la (...)

Más fichas de Triumph »

····························· publicidad ·····························
····························· publicidad ·····························
SoyMotero.net
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER
SÍGUENOS TAMBIÉN EN
Soymotero Facebook Soymotero Twitter Soymotero Youtube Soymotero RSS Soymotero Google+ Soymotero Viemo Soymotero Instagram
©2013 EDITADA POR GLOBAL MOTOR NEWS S.L.
MotoGuía: el consultorio de SoyMotero.net HAZ TU CONSULTA X Sección patrocinada por