Pruebas
VOLVER
04-10-2021
Fotos:
Yamaha
Valora esta prueba

La última R de Yamaha es una deportiva fácil, ideal para aquellos usuarios A2 que quieren divertirse en circuito sin penalizar un uso continuo en carretera, una moto aprovechable, fácil y precisa que pone todo de su parte para que te diviertas como un niño.

Lo mejor
Frenada
Facilidad de conducción
Aprovechable
Mejoraríamos
Cambio up & down de serie
Valoración final

La Yamaha R7 es todo un acierto, savia nueva en un segmento tan interesante como divertido. En plena era tecnológica sigue siendo una moto "pura", es decir, sin ayudas electrónicas a la conducción, algo que puede llamar la atención en un primer instante pero que deja clara su apuesta por las sensaciones y el control del conductor. Fácil, ágil, noble, accesible y "humana", la R7 te da mucho por poco, una moto tan llevadera como una R3 pero mucho menos exigente que una R6. 

Por 9.399 € (9.799 € / R7 60 Aniversario) está disponible en dos combinaciones de color (azul/negro y negro brillo) y en versión limitada para carnet A2 (47,6 CV a 7.750 rpm), una buena elección como primera moto "grande". Además, podemos completarla con varios accesorios y Packs (Convenience, Adrenaline y Style) opcionales diseñados específicamente para ella, o directamente hacernos una moto de carreras gracias al catálogo GYTR (Genuine Yamaha Technology Racing): suspensión Öhlins, estriberas regulables, semimanillares, tapón de depósito, piñas racing, silenciadorr Akrapovic, cambio semiautomático (sólo para subir marchas), etc.